IMPORTANCIA DE LA HIGIENE DE MANOS EN CIRUGIA MENOR

En medio de la situación que actualmente vivimos con la pandemia de Covid-19, encontramos medidas que, a priori, son capaces de amedrentar virus, bacterias y todo tipo de infecciones. Medidas tan sencillas como la higiene de manos. 

La higiene de manos es el medio más básico de prevención en la transmisión de todo tipo de enfermedades. Nuestra interacción con el mundo y con las personas que nos rodean pueden inferir en nuestra salud. Ya que todo tipo de virus, bacterias y patógenos conviven en nosotros y con nosotros, en superficies y en el ambiente. Siendo sobre todo, de vital importancia disponer de una buena higiene de manos, en el día a día así como en el ámbito de la cirugía menor y las suturas quirúrgicas, de forma más aséptica.

Las manos y la importancia de su higiene

Las manos son la herramienta que tenemos para actuar y trabajar, por lo que son la parte del cuerpo que más tenemos que higienizar a lo largo del día. Hay que tener cuidado con su manejo, ya que con ellas interactuamos con los demás, e incluso interaccionamos con partes del cuerpo. Estas partes pueden ser la puerta de entrada para cualquier microorganismo, como son la boca, la nariz o los ojos, y éstos pueden ser causantes de patologías o sus complicaciones, afectando a la salud.

La forma más común de desinfección de manos que solemos realizar en nuestro día a día, se lleva a cabo de una forma muy sencilla. Mediante el lavado de manos empleando jabón de manos, haciendo especial hincapié en zonas concretas como son los espacios entre los dedos, las uñas y las yemas de los dedos, a parte de las palmas de las manos por ambos lados. Para que este lavado de manos sea considerado de calidad, debe de tener una duración determinada, emplear la cantidad de jabón adecuada, y que recorra totalmente ambas manos y muñecas. Es importante resaltar el secado de manos. Con este garantizamos la asepsia en caso de ser de un único uso y desechable, pues de la otra manera, puede incluso ser un fómite, un véctor para más para el contagio.

Higiene de manos

Actualmente, como ya hicimos alusión, a causa del coronavirus, este lavado de manos ha de generalizarse a muchos más momentos de nuestro día. Para evitar contagios, y estar más seguros con los que nos rodean y nosotros mismos. Con este simple gesto, podemos esquivar el virus. 

La higiene en cirugía menor de las manos

Esta medida de asepsia, no es novedosa y no solo se tiene en cuenta en el momento actual debido a la pandemia, sino que ha sido una medida de prevención, y la más útil en las infecciones nosocomiales. Es por ello, que en el mundo sanitario es una medida imprescindible. La asepsia en los centros sanitarios, ya sean hospitalarios, institucionalizados u otros, es una medida necesaria y obligatoria a tener en cuenta para evitar el contagio de los trabajadores y prevenir nuevas infecciones en los pacientes. Más aún cuando hablamos de entornos quirúrgicos, como es el caso de la cirugía menor y las suturas quirúrgicas.

La cirugía menor es una forma de cirugía sencilla, llevada a cabo sobre tejidos superficiales, en la que se emplea anestesia local. Por tratarse de una intervención quirúrgica, protocolizar el proceso de asepsia disminuye los riesgos potenciales de infecciones y complicaciones. Ya que aunque las intervenciones son mínimamente invasivas, el paciente está más expuesto a la infección por patógenos. 

La higiene de manos en cirugía menor se da antes y después de entrar en contacto con los pacientes. Utilizando normalmente en estos casos, soluciones de base alcohólica, como la solución hidroalcohólica, para obtener una correcta y segura higiene antes de llevar a cabo la intervención. Protegiendo así al paciente y al personal que interviene en la cirugía. Además de las soluciones hidroalcohólicas, debemos de conocer también la existencia de otros jabones antisépticos, como la solución jabonosa de clorhexidina y la povidona yodada.

Existe un protocolo instaurado muy concreto, que establece los pasos a seguir por el personal participante, para asegurar la correcta asepsia. Este proceso comenzaría con el lavado de manos con agua y jabón, asegurándonos de que queden perfectamente limpias y secas. Una vez llevado esto a cabo, se podrá proceder a ponerse la ropa quirúrgica. Tras esto, de nuevo, es importante realizar un buen lavado de manos con agua y jabón. Una vez hecho esto, en la zona de lavado quirúrgico, se podría comenzar con el inicio de las medidas de asepsia a base de solución hidroalcohólica. 

Fases de la higiene de manos en cirugía menor

En primer lugar, se debe de subir las mangas de la ropa sobre los codos, retirando reloj y/o joyas.  Posteriormente humedecer y realizar un lavado de manos con un jabón no antiséptico, es decir, un jabón usual para retirar cualquier suciedad. Tras ello, con las manos y antebrazos ya visiblemente limpios y descontaminados. Se debe de aplicar una dosis abundante de solución hidroalcohólica en la palma de las manos, es recomendable que sea sobre la palma de la mano izquierda, accionando el dispensador con el codo derecho. Tras esto, hundiremos la yema de los dedos de la mano derecha en el líquido unos 5 segundos aproximadamente, con movimientos semicirculares, para desinfectar las uñas. Un vez finalizado este paso, extenderemos la solución por todo el brazo, desde la palma de la mano hasta el codo. Cubriendo toda esta zona con movimientos de fricción y circulares, hasta que el líquido quede seco.

Una vez que hayamos completado la técnica con la mano y el brazo derecho, procederemos a realizar lo mismo con el brazo izquierdo. Presionaremos el botón del dispensador de la solución hidroalcohólica con el codo izquierdo para que caiga el líquido en la mano derecha. Hundiremos ahora los dedos de la mano izquierda en la solución para desinfectar, en este caso, las uñas de la mano izquierda. Distribuiríamos también ahora el líquido de la mano al codo, de nuevo con movimientos de fricción y circulares. Asegurándonos que todo quede cubierto, hasta que se haya secado la solución hidroalcohólica. 

Una vez desinfectadas las uñas y los brazos, es importante que queden bien descontaminadas estas zonas, incidiremos más sobre las manos. En este caso, expenderemos solución hidroalcohólica con el codo derecho en la mano izquierda y frotaremos bien ambas manos hasta la zona de las muñecas. Con movimientos rotatorios por las palmas de las manos, los dorsos de las manos y el espacio entre los dedos, entrelazándolos, asegurándonos la desinfección de cualquier superficie interdigital. Todo este proceso, debe de durar aproximadamente 3 minutos. Tras ello, deberemos de colocarnos los guantes estériles, para llevar a cabo el procedimiento de cirugía menor.

Una vez que se concluye la cirugía, se procederá de nuevo a la desinfección para evitar riesgos. En este caso, lo primero será quitarnos los guantes, y desecharlos en un lugar seguro. Una vez que las manos de nuevo quedan expuestas es importante realizar una buena higiene de manos, de nuevo con solución hidroalcohólica. 

 

Desde Curso Cirugía Menor esperamos que os sirvan estos consejos sobre cómo es la correcta forma de la higiene de manos en cirugía menor. Recordad y tened siempre presente la importancia de esta asepsia tan común y necesaria en nuestro día a día.

post_author; ?>
1, 'include' => $prevPost->ID ); $prevPost = get_posts($args); foreach ($prevPost as $post) { setup_postdata($post); ?>
Previous

1, 'include' => $nextPost->ID ); $nextPost = get_posts($args); foreach ($nextPost as $post) { setup_postdata($post); ?>

Next